viernes, 28 de septiembre de 2012

Desalojo de Inquilinos


Las situaciones sometidas a consulta legal son la del inquilino que adeuda más de dos meses de cánones de arrendamiento; o la del arrendatario que ha violado diversas cláusulas del contrato de arrendamiento. Adicionalmente incluimos aquellos poseedores del inmueble (apartamento, casa o quinta) que lo ocupan sin disponer de un derecho o contrato. Se trata de inquilinos problemáticos que habitan el inmueble de forma arbitraria e ilegal.

Al emitir el dictamen en una auditoría legal evacuada en nuestro carácter de abogados en Caracas, Venezuela, afirmamos que para las circunstancias reseñadas existe el juicio de desalojo del inquilino moroso o incumplidor de sus obligaciones derivadas en el contrato de arrendamiento. Sin embargo es de advertir que el juicio es dispendioso, y no siempre, la sentencia se obtiene dentro de la oportunidad que prevé la Ley.

La demanda de desalojo del arrendatario debe estar acompañada de los recaudos exigidos por la Ley para que el tribunal la admita e inicie el proceso judicial. Así, una vez admitida la demanda de desalojo, el juez de la causa llamará al demandado (inquilino moroso) para que conteste o presente el escrito de su defensa. Por lo general, es común observar en los tribunales que estas demandas contienen la solicitud de la medida de secuestro del inmueble. Esto significa que el juez autoriza que el desalojo se efectúe de inmediato: se desocupará el inmueble (casa o apartamento) de las personas que lo habitan y los bienes también.

Los inquilinos morosos y las deudas por cobrar a estos son materias que deben ser ventiladas en el procedimiento judicial de desalojo. Al emitir la segunda opinión legal en un asunto sobre el incumplimiento de un contrato de arrendamiento afirmamos que sí es posible lograr el desalojo o entrega del bien que es ocupado de forma injusta y en contravención al contrato. La protección patrimonial del deudor en Venezuela no puede violar los derechos del propietario arrendador. No es lícito aplicar medidas o actuaciones para blindar o preservar los derechos del inquilino, cuando estas van en detrimento de los derechos del dueño arrendador. El juicio por cobro de bolívares, la demanda de desalojo de inquilinos, e incluso, los juicios penales de denuncias por estafas, fraudes u otros delitos, son las vías para preservar y hacer valer los derechos de las partes intervinientes en el contrato de arrendamiento. Es el Derecho Innovador con función preventiva a ejercer en Venezuela. Por último, se recomienda acudir a la asesoría jurídica preventiva en materia de desalojo de viviendas ante inquilinos morosos. La demanda para que el inquilino desaloje el inmueble es onerosa y es un juicio muy dilatado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada